Segubeca

Seguro Educativo ¡La manera de asegurar los estudios de tus hijos!

Suma final asegurada completamente personalizada.

Plazos desde 5 hasta 18 años de ahorro.

Aportes mensuales o anuales, según la conveniencia del contratante de la póliza.

Somos Agentes Autorizados de Seguros Monterrey

Asesoría Gratis en tu Segubeca





    Descuentos Busca el beneficio de tus hijos y la mejor forma de hacerlo es asegurar su futuro universitario con la Segubeca

    Protege el futuro de tus hijos con un Seguro Educativo

    El Seguro Educativo se trata de un servicio diseñado para generar un ahorro temprano y seguro para la educación universitaria de tus hijos, el cual garantiza disponer de los recursos económicos suficientes para todos los gastos en colegiaturas, útiles, cursos y cualquier cosa necesaria en la formación académica de los jóvenes.

    Este seguro educativo puede ser contratado por los padres desde el nacimiento de sus hijos o en edades tempranas preferentemente, lo cual permitirá que la suma reunida al llegar la mayoría de edad del hijo sea suficiente para costear cualquier gasto o necesidad escolar o de propios gastos personales.

    La diferencia con los fondos de ahorro u otros métodos es que con este se garantiza que la suma meta a ahorrar se entregue, aún cuando el titular llegue a falta por fallecimiento o que no pueda aportar el dinero por accidente o invalidez.

    De esta forma, pase lo que pase, el futuro académico y profesional de tus hijos estará garantizado sin importar complicaciones económicas, familiares o de cualquier tipo.

    Por ello te explicamos todo lo que tienes que saber sobre el seguro para estudiantes y por qué es la mejor opción para tu economía y el bienestar de toda tu familia.

    ¿Cómo es que funciona el Seguro Educativo? ¡Conoce sus características!

    El seguro educativo como explicamos, es un servicio de ahorro asegurado para la educación universitaria de nuestros hijos en un futuro, para el cual se establece una suma meta que pueda cubrir en su totalidad los gastos en universidades, viajes, útiles y cualquier necesidad que se tenga en determinada carrera.

    Una vez que se establece una suma meta, se podrá elaborar un plan de financiamiento, en el cual el padre o tutor aportará sumas mensuales, trimestrales o anuales para ir juntando la cantidad con años de anticipación.

    De esta manera, se evitará el peso económico en su momento de cubrir los costos de estudios universitarios de los hijos, los cuales en México son bastante elevados, siendo mínimamente de unos $160,000 hasta más de $1,000,000 de pesos.

    Pero esto no es todo, pues la importancia de esto es que se contará con un método estricto de ahorro que garantiza que se cumplirá con la meta, y en caso de fallecimiento o invalidez del tutor, la suma asegurada será entregada de forma íntegra al estudiante en cuanto cumpla la mayoría de edad para que disponga de ella como mejor lo considere o con condiciones que pueden ser establecidas por el titular.

    Entre las principales características generales que tiene el seguro educativo en México se encuentran:
    • Montos de ahorro que van en promedio desde los $200,000 hasta los $3,000,000 de pesos.
    • Plazos desde 4 hasta 18 años de ahorro.
    • Personalización de aportaciones dependiendo de la meta y la capacidad económica de cada persona.
    • Seguro en caso de fallecimiento o invalidez del titular.
    • Posibilidad de hacer retiros por emergencias o desempleo.
    • Pagos mensuales, trimestrales o anuales.
    • El seguro puede ser cancelado en cualquier momento.
    • Posibilidad de poner condiciones para el uso del dinero por parte del beneficiario.

    Estas características pueden variar dependiendo del tipo de cobertura, monto de ahorro y necesidades específicas de ahorro que tenga cada familia mexicana.

    ¿Cuáles son los beneficios de contar con un Seguro Educativo en México?

    Sin duda se trata de uno de los servicios más indispensables para todos los padres preocupados por el desarrollo profesional y la calidad de vida de sus hijos en el futuro, pero también preocupados por su propia estabilidad y administración financiera.

    En México actualmente existe una grave crisis de oportunidades de educación universitaria, ya que los lugares en las instituciones públicas son muy poco y la opción privada resulta sumamente costosa, por lo que muchos jóvenes se ven obligados abandonar sus estudios por falta de recursos económicos.

    Por esto contratar un seguro educativo desde temprana edad representa grandes ventajas, como:

    • Se garantiza contar con el dinero suficiente para poder costear todos los gastos universitarios y de manutención del estudiante hasta la conclusión de su formación académica.
    • Seguridad de que se entregará la suma total aún cuando el titular fallezca y no concluya el pago de los aportes.
    • Se puede disponer de los recursos en casos extraordinarios de emergencias o por desempleo.
    • Apoyos económicos mensuales en caso de fallecimiento de los padres.
    • Financiamiento personalizable para cada persona.
    • Asesoría personalizada y profesional en planes de ahorro.

    ¿Cuáles son los requisitos para contratar el Seguro Educativo?

    Este seguro educativo se trata de uno de los servicios financieros más accesibles para prácticamente cualquier familia, pues muy por el contrario de otras pólizas de seguro, la persona puede elegir los montos asegurados y cantidad de los aportes, garantizando que estos se adapten a sus ingresos y no afecten su economía.

    Es por esto que las aseguradoras ofrecen constantemente asesoría financiera personalizada a cada una de las personas interesadas en comenzar a ahorrar para el futuro de sus hijos, estableciendo metas suficientes y costos reducidos que serán mucho más cómodos y convenientes que el pago de la educación completa en su momento (como suele hacer la mayoría de las personas).

    Los requisitos que se deben cumplir para poder acceder a un seguro para estudiantes en México son:

    • El contratante deberá tener entre 18 a 60 años de edad.
    • Identificación oficial.
    • Comprobante de domicilio.
    • RFC.
    • Comprobante de ingresos.
    • Llenar el cuestionario de salud.
    • No tener padecimientos terminales o preexistentes.

    ¿Cuándo se recomienda contratar un Seguro Educativo?

    De acuerdo con la Condusef, el momento más recomendado para que los padres adquieran este seguro para sus hijos es justo al nacimiento de estos, pues entre más años se tenga de plazo, es más fácil alcanzar la suma meta, además de que las primas o mensualidades serán mucho más económicas.

    Consideraciones del Seguro Educativo

    Debes de considerar que este se trata de un servicio a largo plazo, el cual está enfocado a durar bastantes años, sin embargo, son más los beneficios que contras que pudiera ocasionar.

    Lo más recomendable es planearlo y contratarlo con anticipación para todas las personas con hijos, aún cuando tengan los recursos para pagar la educación de los jóvenes en su momento, pues siempre pueden surgir situaciones de dificultad.

    Este seguro cuenta con características parecidas a la de los seguros de vida, en los cuales se otorga una indemnización a los beneficiarios dependientes económicos del titular de la póliza, solo que en este, no se tiene que presentar el fallecimiento del tutor para recibir los ingresos, puestos se entregarán al 100% al llegar el momento de ingreso a la educación superior.

    Considera que en caso de cancelación, no recibirás el monto total asegurado, sino únicamente lo que hayas ahorrado hasta el momento.

    De igual manera es importante que tomes en cuenta que si decides fraccionar los pagos en mensualidades, pagos trimestrales o semestrales, este servicio generará intereses por parte de la aseguradora.

    ¿Por qué es importante contar con un Seguro Educativo?

    El seguro educativo en México sin duda es la alternativa para garantizar el futuro y desarrollo profesional y económico de nuestros hijos, pues el acceso a la educación universitaria abre grandes oportunidades de calidad de vida y bienestar.

    Actualmente sólo el 17% de los jóvenes que ingresan a la universidad en México logran terminarla, esto principalmente por complicaciones económicas.

    El costo promedio de la educación superior privada ronda los $252,000 pesos para las familias mexicanas, motivo por el que 56% de ellas se endeuda para poder costear las sumas de este servicio.

    Por ello, contar con un plan de ahorro y garantía de ingresos desde los primeros años de los hijos es la opción más adecuada para garantizar su bienestar y el de tu familia.