En México cerca del 56% de los padres recurre al endeudamiento para costear los gastos de una educación superior. Ahorra desde hoy sin afectar tu economía después. En México, 85% de los padres financia la educación de sus hijos utilizando sus ingresos diarios.

Haz del ahorro un hábito y asegura su futuro educativo.

Los seguros educativos surgen como una necesidad financiera de los padres que buscan dejarle un futuro educativo a sus hijos y que éstos puedan asistir a la universidad.

Segubeca

Pensar que, en el momento que tus hijos deban ingresar a la universidad no tengas el dinero para costearlo, puede ser abrumador. Pedir prestado no debería ser una opción, tampoco que tus hijos tengan que desertar de sus estudios por falta de recursos.

No permitas que ninguno de estos escenarios se conviertan en realidad. No dejes el futuro de tus hijos al azar. Conoce en este post cuáles son las diferencias entre un seguro educativo como SeguBeca y un fideicomiso educativo, logrando así tomar la mejor decisión para hacer la inversión correcta.

¿Qué es SeguBeca?

Se trata de un servicio financiero también conocido como seguro educativo, el cual permite generar un ahorro para la educación universitaria de sus hijos, con lo cual garantiza su futuro y desarrollo como profesional.

La Segubeca es la mejor forma de ahorrar para evitar problemas económicos con los gastos universitarios, los cuales en México van desde los $125,000 hasta más de $1,500,000 de pesos, dependiendo la carrera a estudiar y la institución educativa.

Segubeca es el seguro que todos los padres sueñan con tener para sus hijos, en especial aquellos padres preocupados por la continuidad de la educación de los mismos.

Diferencia entre un fideicomiso y Segubeca

La diferencia con un fideicomiso u otros métodos como los fondos de ahorro es que con este se garantiza que la suma meta a ahorrar se entregue, aún cuando el titular llegue a falta por fallecimiento o que no pueda aportar el dinero por accidente o invalidez. El seguro educativo Segubeca será de mejor ayuda si lo que se buscaa es estructurar un ahorro y si deseas iniciarlo. Tienen una estructura más rígida pero en la mayoría de los casos esto termina funcionando pues sirve como una guía para llegar a nuestro objetivo. 

Ventaja de SeguBeca sobre fideicomiso

El pago de este seguro se puede hacer de manera mensual, trimestral, semestral o anual, según la elección del padre de familia.

Dentro de este seguro educativo se incluye las pólizas por fallecimiento e invalidez. Es decir, en caso de que el contratante muera o sufra una enfermedad que lo deje incapacitado para realizar el pago, la familia no tendrá que pagar más y el hijo recibirá el monto contratado hasta que cumpla la mayoría de edad. 

¿A qué edad de un niño es óptimo contratar una segubeca?

Este seguro educativo puede ser contratado por los padres desde el nacimiento de sus hijos o en edades tempranas preferentemente, lo cual permitirá que la suma reunida al llegar la mayoría de edad del hijo sea suficiente para costear cualquier gasto o necesidad escolar o de propios gastos personales.

Entre más largo sea el plazo del ahorro obtendrás un mejor rendimiento Y entre más joven contrates. Esto último se debe a que el plan incluye un seguro de vida y en estos casos los seguros de vida se encarecen entre mayor sea uno. Comúnmente el periodo de ahorro de un Seguro Educativo tiene una duración de entre 15 y 22 años.

¿Cuánto cuesta un carrera universitaria en México?

Anualmente la tasa de deserción escolar por falta de recursos es de aproximadamente 720,000 jóvenes en México debido a los costos que genera y las carreras no pararán de subir los precios

  • Estudiar una carrera universitaria te puede costar en promedio entre $350,000 y $1,500,000, dependiendo de la carrera y la institución educativa seleccionada.

Con Seguro educativo SeguBeca puedes ahorrar mientras te ofrecemos una cobertura que te ampara ante sucesos inesperados como desempleo o fallecimiento. Por ejemplo, en caso de fallecimiento, una inversión únicamente entrega el monto ahorrado hasta ese momento, mientras que el seguro le otorga a tu beneficiario el monto que elegiste como meta.